El pasado mes de Enero y Febrero Hackers financiados por el gobierno Chino se hicieron con 600Gb de datos altamente confidenciales entre los que podemos destacar planos de un nuevo misil supersónico y tecnológicas de detección de enemigos bajo el agua.

La noticia fue publicada el pasado fin de semana por el  The Washington Post, la cual perjudica gravemente al gobierno de los Estados Unidos y su idea de con las aguas cercanas a las islas en disputa en el mar de China meridional.

Redactado; Salvatore Antón Montesinos

Para más información haz click aquí